Tesoros escondidos entre tesoros escondidos, entre tesoros escondidos…

DSC_0118(1)

Entran libros constantemente y constantemente se renuevan las estanterías. Todos y cada uno de los libros son un tesoro. Unos porque son muy viejos ¡hasta antiguos!, otros porque han llegado hasta el corazón de millones de personas, otros porque nos abren campos del conocimiento desconocidos para nosotras… Y otros libros, ni son antiguos, ni son conocidos, ni explican avances del pensamiento, pero nos encantaron cuando los leímos y esa es la razón principal que mágicamente, los convierte en tesoros.

Paseamos entre cientos de libros como quien no quiere la cosa, como si la humanidad entera paseara entre libros todos los días, a todas las horas, como si esto no tuviera importancia. Estamos acostumbradas a tanto de tantas cosas, que nos cuesta imaginar qué sería  de nosotras si viviéramos en algún lugar remoto, inaccesible, sin libros. ¿Sin libros? Tendríamos que escribirlos. Tendríamos que inventar historias y contárselas a otras personas. Qué aventura tan apasionante: contar historias, escuchar historias contadas por otras personas. ¿Tú sabrías hacerlo? ¿Lo has hecho alguna vez? Yo si. Aquí eso nos sale con naturalidad y nos gusta compartirlo.

Entre todos los tesoros que saludan hoy desde las baldas y los montones, estos tres cuentos se han hecho presentes esta tarde.  Son tres publicaciones de una colección más extensa publicada por Gara en el año 2000. Cada librito es un cuento escrito por un autor o autora vasca e ilustrado por un ilustrador o ilustradora vasca. En este caso los escritores son Anjel Lertxundi, Joxemari Iturralde y Patxi Zubizarreta, y en los tres casos la ilustradora es la gran Elena Odriozola. Todos los cuentos de esta colección son importantes y las ilustraciones son estupendas, solo es que nos hemos acordado de que Elena Odriozola recibió el Premio Nacional de Ilustración justo el pasado año 2015. Nos ha hecho mucha ilusión encontrar estos libros ilustrados por ella  hace quince años. Maravillosos dibujos.

Y ahora todo vuelve a su lugar, como si no hubiera pasado nada. Los tres libritos vuelven a la sección de literatura infantil y juvenil. Allí se barajan entre los demás y te esperan confortablemente. Tesoros entre tesoros, entre tesoros…

 

Deja un comentario